Le Terrorisme pastoral

Le Terrorisme pastoral

PRESENTACION

Durante 21 años (la fecha de 1970 fue escogida arbitrariamente) de 1970 a 1991, (año de la caída de la Unión Soviética), las más poderosas organizaciones caritativas, con algunas excepciones, han financiado directamente en todos los continentes a las asociaciones y los grupos revolucionarios aliados de los partidos comunistas locales, dentro del marco  de las luchas de liberación post coloniales. En todas las guerillas de Amérca Central, de Brasil, o del Cono Sur, de Africa, Filipinas y Timor, esas organizaciones caritativas han constituido poderosas redes, especialmente gracias a las relaciones clericales de la teología de la liberación.


En mi libro, L’Eglise et la subversion aparecido en 1985, aporté todas las pruebas de este financiamiento y de esas redes así como su origen ideológico. Metí en causa al CCFD (Comité Catholique contre la faim et pour le Développement) la más importante estructura católica de ayuda en Francia. Fuí llevado ante el tribunal por el episcopado francés representado por mi obispo de aquella época, Monseñor Faucher, por difamación, así como mi editor y mi periódico, le Figaro Magazine.  Gané mi proceso.


Veinticuatro años después la situación es peor. He realizado una nueva investigación titulada : Le Terrorismo Pastoral.


Si la Iglesia ha combatido a la teología de la liberación, las redes  conocidas algunos años antes, habían disminuido su actividad después de 1991, hoy han recobrado un nuevo vigor y esto es por dos razones principales :

  1. Han penetrado a los partidos políticos y los sindicatos que durante los últimos tres o cuatro años han tomado el poder en siete países de América Latina y Brasil.
  2. Han encontrado una soporte financiero con los dólares del petróleo venezolano.

Fortalecidos con ese doble vector, las redes organizan sus actividades locales, regionales o mundiales. El CCFD es el agente privilegiado de esta revolución.

Su acción consiste en asociar financieramente e ideológicamente a los sindicatos revolucionarios, para difundir un socialismo utópico y anticristiano, para falsificar e instrumentalizar la enseñanza del Papa Juan Pablo II sobre la teología de la liberación, para oponer el Evangelio de la Vida de modo clandestino y a contestar (claramente por su actual Presidente), a la organizaciópn jerárquica de la Iglesia, a participar  de una manera general en la desinformnación al interior y al exterior de la Iglesia católica. El CCFD trabaja principalmente con otras estructuas episcopales : La Comisión Justicia y Paz y (El Comité episcopal francés para al Amérioca Latina) el CEFAL .


Este aspecto monstuoso no es solo propio de Francia, también ocurre en Suiza y Alemania, en Canadá y en Bélgica… Este conjunto constituye una vasta red mundial de « la manipulación ideológica de la religión » de acuerdo a la muy adecuada formulación del papa Benedcito XVI.



27/10/2009
0 Poster un commentaire

A découvrir aussi


Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour

Rejoignez les 126 autres membres